Contra el lugar común de reducir la temporada musical chilena del año a un puñado de nombres, vale la evidencia: 2017 trajo desde novedades disqueras de Los Huasos Quincheros con su octogenario cumpleaños y la reiniciada Orquesta Huambaly hasta discos pop del siglo veintiuno de parte de Gepe, Pedropiedra, Protistas, Portugal y más jóvenes como (Me llamo) Sebastián, Rubio y Playa Gótica, entre centenares de discos de los más diversos géneros musicales por explorar.
En medio pasaron los cien años de Violeta Parra y trajeron consigo discos con nuevas lecturas de sus canciones a cargo de Tita Parra y Ángel Parra con invitados. A la vez se cumplieron cincuenta años de Inti-Illimani conmemorados por Inti-Illimani e Inti-Illimani Histórico con sendos discos; hubo grabaciones de exponentes de la Nueva Canción Chilena y sus herederos como Eduardo Yáñez, Patricio Castillo y Napalé; aniversarios de nombres como Santiago del Nuevo Extremo y Cecilia Echenique, el regreso de Congreso al disco y la buena nueva de la reaparición en vivo de Mauricio Redolés.
También hubo baladas con Andrés de León; discos de bandas y solistas nacidos en los ’80 y los ’90 entre Gondwana, Los Miserables, Lucybell, Santos Dumont, Sinergia, Saiko y Quique Neira; rimas de rap con Matiah Chinaski, DJ Cydtronick, Cevladé, Movimiento Original o Cómo Asesinar a Felipes; propuestas electrónicas desde Kinética, Motivado, Baradit, Gozne y las colaboraciones de Óscar Santis hasta residentes en el extranjero como Equipo, Silvio Paredes, Alejandro Albornoz con Mika Martini o Matías Aguayo; y estrenos pop con Denise Rosenthal, Carolina Nissen, Benjamín Walker, Fernando Milagros, La Bandita del Domingo, Amanitas o la colaboración de Manuel García con Sebastián Vergara.
No faltaron vetas de rock con Aguaturbia, Yajaira, Adelaida, Keko Yoma, Julia Smith o Kaskivano. El metal arrojó estrenos de A Sad Bada, Execrator, Sadism y Torturer entre otros. Hubo nuevos discos de punk, hardcore o post-hardcore con Curasbún, Horregias, Tenemos Explosivos y más. Llegaron sones latinoamericanos y de raíz en el folclor con Magdalena Matthey, Rodrigo Santa María, Diana Rojas, Tato Seves, Andrea Andreu o Natalia Contesse; jazz con Claudio Rubio o el trío entre Nicolás Vera, Leo Genovese y Félix Lecaros; cumbia con Villa Cariño, nuevos rumbos a partir de la cueca con los chilotes Bandada o la Orquesta Punta e’ Diamante; el debut reggae de Talulah Neira; un universo de fusiones con MediaBanda, Banda Conmoción, Kalfü, Rukantü, Ajimsa o Anticueca y el borde experimental de La Chimuchina, entre muchísimos nombres más.
En la presente antología consignamos a algunos artistas y discos destacados de la temporada 2017, sobre todo como una invitación a seguir explorando en los múltiples circuitos y escenarios de la música chilena.

DISCOS ELEGIDOS

Los editores de MusicaPopular.cl escogen 25 discos chilenos publicados en 2017, entre los 25 se encuentra:

Pinceles y puñales (Nawal Rage)
Con más de una decena de discos, Cevladé es hoy un veterano en el género, y se comporta como tal. Con su destreza lírica, cuenta historias propias o imaginadas, pero siempre reales. Habla en primera persona, con rabia en “Traje flores” y con convicción en “Año nuevo”. También coquetea con la música negra, recurre (y aprovecha) a muchos invitados, y sus canciones van de la intimidad de “La serenata triste” a claves bailables en “Julia, la princesa adormecida”. Rap maduro, diverso y apasionado. Sin pretensiones, como reconoce en “Pinceles y puñales”.“Sólo soy Cevladé / no Iggy Pop, ni Cohen ni Dylan / No pretendo ser un Parra / ni que estudien mi vida / mi disco ni los talones le llega a Corazones / pero mi corazón son estas canciones”. La tiene clara.

Fuente: http://www.musicapopular.cl/antologia2017/

0 111